Jacuzzi privado en la habitación

Escapada romántica con jacuzzi en la habitación

No hay nada como sorprender a tu pareja con una buena escapada romántica. Y si a eso, le añadimos una habitación con jacuzzi privado, serán unos días inolvidables.

Este tipo de alojamientos son además la opción perfecta para disfrutar del turismo urbano, compaginándolo con un toque de relax y romanticismo extra y qué mejor forma de cerrar el día, que llegar a tu habitación de hotel después de un largo día recorriendo las calles de una gran ciudad y disfrutar de un relajante baño en el jacuzzi junto a tu pareja.

Y lo mismo ocurre en destinos rurales, en los que el jacuzzi se convierte en el remedio perfecto para recuperar fuerzas tras una dura jornada de senderismo.

Sea como fuere, cada vez son más las parejas que escogen este tipo de habitaciones como refugio para olvidarse del estrés del día a día y disfrutar de unas vacaciones inolvidables.

Si aún no has disfrutado nunca de una suite con jacuzzi para parejas junto a tu alma gemela, ya tienes plan para vuestras próximas vacaciones. Te aseguramos que querrás repetir.

¿Nuestros destinos favoritos? Las ciudades de Madrid y Barcelona reúnen todos los requisitos para disfrutar de una estancia llena de romanticismo y diversión en compañía de la persona que más quieres. Dejad que el encanto de la ciudad os envuelva en cada paseo y terminad el día con un baño relajante en el jacuzzi de la habitación. Suena bien, ¿verdad?

Madrid, una ciudad para perderse de la mano con tu alma gemela

La capital de nuestro país cuenta con un sinfín de atractivos turísticos diferentes. Entre ellos, se encuentra por supuesto el de ser uno de los destinos románticos por excelencia.

Parque del Buen Retiro

Basta con un paseo por las calles de su casco histórico para percibir esa magia especial de la que hablamos, especialmente durante los meses de invierno.

¿Alguna vez has escuchado la expresión “de Madrid al Cielo”? Existen muchas interpretaciones acerca de su significado, pero nuestra favorita pasa por disfrutar de una de sus preciosas puestas de sol. El parque del Templo de Debod es una de las mejores opciones para ello, con el skyline de la metrópoli como telón de fondo y un color rojizo único en el horizonte.

Otro de los mejores atardeceres de la capital es el del Lago del Parque del Retiro. No hay como alquilar una barquita y contemplar cómo se va poniendo el sol sobre los edificios de la urbe.

Madrid además es un destino perfecto para los amantes de la gastronomía. Si buscas una ciudad donde poder disfrutar de una buena cena romántica, el abanico de opciones no puede ser más amplio.

Nuestra recomendación es que hagas uso de internet para escoger entre sus numerosos restaurantes el que más se amolde a tus necesidades. Un paseo para llegar hasta allí y otro de vuelta hasta tu alojamiento y la magia de la ciudad se encargará del resto.

Por último, pero no menos importante, tocará escoger uno de los muchos hoteles románticos de Madrid para ponerle la guinda a esa escapada tan especial. Si buscas hoteles con jacuzzi en la habitación en Madrid, el Hotel Catalonia Gran Vía supone la alternativa perfecta, tanto por su envidiable ubicación, como por sus lujosas instalaciones. Disfrutarás de una noche mágica en una de las arterias urbanas con más vida de toda España.

Barcelona, un destino lleno de romanticismo

Nuestra segunda opción, igualmente recomendable, es la ciudad de Barcelona.

A los atractivos descritos anteriormente, propios de una gran ciudad, en este caso le sumamos un elemento verdaderamente desequilibrante: la armonía y la inmensidad del mar.

Existen pocas sensaciones tan satisfactorias como la de disfrutar de un precioso atardecer sobre el mar. La Playa de la Barceloneta es un buen escenario para ello, situada a sólo unos metros del centro de la ciudad.

Ahí va una propuesta de itinerario para sacarle el máximo partido a un día por la ciudad condal. Arranca con un paseo por sus calles, cumpliendo cada parada de la famosa ruta de Gaudí y disfrutando en compañía de lo mejor del arte modernista español. Después, comida en uno de sus grandes restaurantes y un paseo por las calles de su barrio Gótico por la tarde. Sus preciosos callejones y el encanto que envuelve cada una de sus calles hacen de él el lugar perfecto para perderse en pareja.

Restaurante romántico

Para la caída del sol, un momento de relax en la Barceloneta contemplando su atardecer y terminar el día con una cena ligera cerca del hotel.

Por supuesto, tenemos que recomendarte un hotel en Barcelona con jacuzzi privado y nuestra particular elección es el Hotel Catalonia Port, el sitio perfecto para disfrutar de la magia de la noche en pareja.

Sin duda una escapada romántica siempre es un buen plan para desconectar de la rutina diaria. Te aseguramos que el encanto de la ciudad se encargará del resto para hacer de cada día una experiencia inolvidable.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar