De tapas por Zaragoza

Zaragoza es una de las mejores ciudades de nuestro país para disfrutar de uno de los rasgos característicos españoles, que ha conseguido rebasar nuestras fronteras seduciendo a propios y a extraños, nuestras maravillosas tapas.

Entre sus zonas de tapeo más conocidas, hay una que destaca sobre el resto por una fama ganada a pulso con el paso de los años. ¿Quién no ha oído hablar alguna vez del barrio del Tubo?

Este conjunto de calles peatonales estrechas, entrelazadas entre sí, es en sí mismo la máxima expresión de la gastronomía maña, de su vino y del calor de sus gentes. Si estás planeando un viaje en pareja o con amigos, con ganas de disfrutar de unos días comiendo y bebiendo los mejores productos de esta fabulosa tierra, no encontrarás un sitio mejor.

Dónde degustar las mejores tapas de Zaragoza

Arrancaremos nuestra particular ruta de tapas por Zaragoza por el ya nombrado barrio del Tubo, el mayor exponente del tapeo en la ciudad. Situado a sólo unos metros del Pilar, en pleno corazón de la ciudad del viento, este pintoresco laberinto de callejones encierra muchos más secretos de los que pudiéramos imaginar.

Desde su famoso “Guardia Civil” hasta los champiñones de una de las tabernas con más historia de la metrópoli, donde además es posible degustar una deliciosa y refrescante cerveza artesanal, el barrio del Tubo es un verdadero paraíso para los amantes de las tapas.

No puedes perderte tampoco las migas de su Miguería, a poder ser, acompañadas de unas uvas y unas longanizas de Aragón, la receta típica maña. Y qué decir de sus famosos croquetones, sus chacinas o sus bombas de carne picada y patata, repartidas entre la infinidad de bares que pueblan la calle Libertad de Zaragoza.

El Tubo de Zaragoza

El barrio del Tubo más que una visita turística gastronómica, es una experiencia inigualable, caracterizada por sus sabores, sus olores y el inconfundible ambiente de sus callejones.

¿Nuestro consejo? Busca alojamiento en uno de los hoteles cerca del Tubo de Zaragoza y limítate a perderte entre los aromas de sus pasadizos. Una gran opción es por ejemplo, el Hotel Catalonia El Pilar situado en una localización privilegiada y dotado de los servicios necesarios para hacer de tu estancia, un recuerdo imborrable. Te aseguramos que casi sin querer, al cabo de unas horas ya te habrás enamorado de la ciudad.

Sin embargo, el Tubo no es la única zona de tapeo de la urbe. Si bien, sus atractivos son innumerables, también tenemos que decir que su fama ha provocado que especialmente en los últimos años, los precios de sus tascas hayan crecido notablemente, por lo que si deseas disfrutar de tapas baratas por Zaragoza, seguramente no se trate del lugar más indicado.

El barrio de La Magdalena

Además de la famosa ruta de tapas por el Tubo de Zaragoza, hay otra zona en la urbe que también destaca por su ambiente, sus bares y su fabulosa oferta gastronómica.
Hablamos del famoso barrio de La Magdalena, sin duda, otra de las grandes opciones para comer en Zaragoza debido a su gran variedad de alternativas.

La Calle Coso

Separa las dos áreas que componen esta fantástica zona de tapeo, en la que por ejemplo, los amantes del queso, encontrarán el que se convertirá en uno de sus templos de referencia. Alguna que otra bodega en la que degustar el famoso vino aragonés de Campo de Borja, el archiconocido Museo de la Tortilla o su bar especializado en cocina vegetariana, componen otros de sus atractivos principales.

Además, si acudes en jueves, la mayoría de locales ofrecen una oferta de pincho + caña por sólo 2 €.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar