tossa de mar medieval

Pueblos medievales cerca de Barcelona

Barcelona es una de las ciudades más famosas y conocidas en todo el mundo, uno de los focos principales de turismo. Quizás sea esa la razón por la que los bellos pueblos de sus alrededores hayan quedado  de alguna manera en un segundo plano hasta hace unos años para los visitantes de la zona.

Pero en los últimos tiempos, el turismo en general y el turismo de Cataluña en particular está cambiando sus tendencias y abriendo nuevas vías para territorios que antaño solamente eran conocidos por su agricultura y ganadería. Descubre los pueblos medievales cerca de Barcelona.

La ruta de los pueblos medievales de Cataluña y, más en concreto, por lo pueblos medievales de Barcelona es uno de los planes más de moda para un fin de semana. De la famosa ruta en coche por Barcelona ciudad, se ha pasado a un recorrido por los pueblos de cerca de Barcelona capital.

pals medieval

Incluso cada vez hay más que personas que optan por los pueblos de cerca de Barcelona para vivir, seducidos por unos precios más que competitivos, un entorno tranquilo y una vida mucho más relajada que en la gran ciudad. Vamos a hacer un repaso por los pueblos medievales de Barcelona más atractivos.

Ruta por los pueblos medievales de Cataluña

Muchas de las paradas incluidas en nuestro particular recorrido tienen conexión en tren entre sí, pero nuestra recomendación, principalmente para aquellos turistas que no tengan mucho tiempo, es optar por el coche.

Comenzaremos con el municipio de Rupit i Pruit, uno de los mejor conservados y que se encuentra en la comarca de Osana. Basta con poner un pie en sus calles para contagiarnos de su característico ambiente medieval y la historia de sus preciosos muros de piedra.

No muy lejos de allí se ubica otra de las localidades con cierto sabor medieval empezando por su castillo, el pueblo de Castellet y Gornal.

castellet y gornal medieval

El tercer nombre de nuestra lista es el pueblo de Pals, otro de esos tesoros medievales catalanes cuya fama no hace justicia a lo impresionante de su belleza. Seguramente incluso ni siquiera hayas oído hablar de la que es una de las poblaciones más bellas. Tanto su barrio gótico como su muralla o sus imponentes miradores son parada obligada en cualquier ruta medieval que se precie dentro de Cataluña.

Algo más alejado de Barcelona se encuentra el municipio de Besalú, en este caso perteneciente a la provincia de Girona pero cuya visita no pueden dejarse pasar en ningún caso. Declarado conjunto histórico nacional en 1966, destaca especialmente entre sus numerosos atractivos arquitectónicos un impresionante puente del siglo XI de 105 metros de longitud.

Y sin movernos de Girona, realizaremos una nueva parada en el municipio de Tossa del Mar. En este caso sí hablamos de un destino turístico bastante popular en nuestro país, que además de sus playas, ofrece al visitante diferentes vestigios arquitectónicos, producto de una historia que se remonta hasta épocas romanas.

Antes de dejar la provincia, no podemos olvidarnos del que seguramente sea uno de los núcleos más importantes de arquitectura medieval de toda Cataluña, el municipio de Peratallada. Este pequeño pueblo de menos de 500 habitantes es una verdadera joya a nivel histórico y arquitectónico, destacando también su alto nivel de conservación.

Y a continuación, volveremos a Barcelona para detenernos en la localidad de Cardona, otro de esos municipios de alto valor histórico, próximos a la urbe. Sólo con echar un vistazo al imponente castillo que actúa como centinela del pueblo vigilándolo desde lo alto de una colina día y noche, nos damos cuenta de que nos encontramos en un lugar de cientos de años de historia.

Algo parecido ocurre cuando uno se sitúa en el centro de la famosa plaza Mayor de la localidad de Vic, también en la provincia de Barcelona. En esta histórica localidad catalana, además de con sus restos medievales es posible deleitarse con lo original de sus farolas, obra del gran Gaudí.

Y en este caso, casi más guiados por el entorno natural que lo rodea que por sus atractivos arquitectónicos, que también los tiene, nos fijaremos en la localidad de Tavertet, aunque sólo sea para admirar sus preciosas vistas del pantano de Sau y esa nebulosa tan característica que lo cubre en las noches de invierno.

Por último, realizaremos una última parada en el pueblo de Mura en pleno corazón del Parque Natural de Sant Llorenc del Munt i l’Oblac. Con menos de 300 habitantes registrados, esta pequeña aldea fija sus orígenes allá por el año 900 y sus atractivos principales son el Castillo de Mura y la Iglesia de San Martí.

Planifica tu visita a los pueblos medievales cerca de Barcelona con un buen hotel cerca, puedes encontrar opciones de alojamiento en Barcelona con Catalonia Hotels & Resorts.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar